31 enero, 2008

Expulsada del paraíso

Durante los 4 meses que llevo trabajando en el Ministry of Silly Walks, había gozado del enorme privilegio de una oficina propia. La gran privacidad de la que desfrutaba me permitía tomar larguísimas siestas, chatear durante horas, leer tranquilamente, actualizar el blog, comer papas “Sabritas Caseras sabor Jalapeño” haciendo todo el ruido que quisiera, quitarme los zapatos y descansar los pies en una silla, escuchar mi música a un volumen agradable, emitir exhalaciones corporales sin ningún reparo, entre otras cosas. Estaba convencida de que justo así debe ser el paraíso, pero con un sueldo más alto y una ventana con vista al mar y no a la construcción de aquí junto.

Pero las cosas han cambiado, desde hace una semana tengo una nueva compañera de oficina, que valga la pena resaltar que es muy decente. Si, es cierto que escucha música clásica de oficina como Ricardo Arjona, Daniela Romo, Rocia Durcal, Laura Paussini, la hora de Luis Miguel en la “Nueva Amor”, Daddy Yanky con su éxito “te quiero uooooooo, baby te quiero uoooooou” y esa que no se que quien canta pero dice algo como “me muero por besarte, por morirme en tu boca, me muero por decirte que el mundo se equivoca”; y que su trabajo consiste básicamente en hablar por teléfono, con lo cual no hay silencio nunca, pero en general no tengo ninguna queja adicional. La nueva compañera no escucha su música demasiado fuerte, no intenta interactuar cada momento, no es irritante, no se corta las uñas en la oficina (si me ha pasado y me pone muy mal), ni come cosas apestosas (las más apestosa sigo siendo yo).


El problema es que se me acabo la intimidad, se me acabaron las siestas, se me acabo el acceso irrestricto a sitios recreativos de internet, se acabo la flojera indiscriminada. Se me acabo el paraíso...

6 comentarios:

Pil dijo...

Ay amiguis... qué pena me da tu caso. Bienvenida al matrimonmio! ¿qué? ¿no te casaste? bueno, pues es básicamente lo mismo... pero a tí al menos te pagan...

Joyrider dijo...

Ella tal vez esté pensando lo mismo que tú, si platicas con ella quizás se puedan volver cómplices, eso o se quejará de ti. Todo tiene un riesgo.


Saludos,

A.V. dijo...

Un par de precisiones:

1. Daddy Yankee no canta la de "baby te quiero uooooo, baby te quiero uoooo". La canta Nigga. (Sí, como lo lees)

2. La otra canción no dice: "Me muero por besarte, dormirme en tu boca". Dice: "Me muero por besarte, VENIRME en tu boca".

Saludos

Anónimo dijo...

...Pudiera ser peor, acuerdate de aquella cancion que decia: "Aquien le contaras que yo llore por ti.
Ojala no se te peguen la super canciones que pueden poner

Camila dijo...

Pil, tu escogiste a tu marido, yo jamás me casaria con un fan de Ricardo Arjona, ni aunque me paguen.
Joyrider, no quiero hablar con ella, no quiero que se tome esas confianzas.
A.V. ¿como voy a saber quien canta esas canciones? Quien escucha "Me muero por besarte, por dormirme en tu boca...." deberia ser provado de cualquier tipo de placer carnal, y defenestrado.
Ana (Anónimo) pudriese ser peor, pero ayer escuche tiempo de vals de Chayanne y "y llevarte a la cima del cielo..... y la gloria se puede alcanzar" No es ya suficientemente malo eso?????

Aline dijo...

Camis, odio insistir pero en efecto podría ser peor, porque es como en todo, hay niveles.

Seguro ya lo bloqueaste de los anales de tu memoria, pero cuando trabajamos como asistontas de investigación, nuestra jefa (además de vestirse de morado de pies a cabeza todos los días) ponía (y cantaba) una molesta canción que decía: contamíname, mézclate conmigo!, en repeat durante TODO EL DIA, ¡OH POR DIOS!

Por lo menos a esta chica suena como que le gusta la variedad, tanto en su música como en su guardarropa.

Se produjo un error en este gadget.

"De grande quiero ser como las trendies"

Los invitamos a unirse a nuestro club de fans internacional "De grande quiero ser como las Trendies". Búscanos en facebook y únete este selecto club de fans.