10 marzo, 2008

Otra causa de mortandad en México

Siguiendo con el debate que acabo de iniciar (vaya, por una vez logré una reacción entre nuestros lectores), les presento otra de las causas de mortandad en México, y tampoco veo que nadie haga nada al respecto.

13 comentarios:

Chismoso dijo...

Excelente, regresamos al tono divertido. No hay quejas al respecto. Por cierto, la foto está buenísima. En este comentario estoy contigo, me parece una barbaridad que hagan políticas públicas para “intentar” disminuir el alto número de muertos por humo de cigarro y no existan políticas públicas para disminuir el ¿alto? número de muertos por caer en coladeras. Aparecen de nuevo los intereses obscuros superiores de los cerdos capitalistas, seguro las Funerarias J. García López tienen “comprados” a los congresistas para que no promulguen leyes relacionadas a “las muertes por caerse dentro de una coladera.”

Comentario al margen: Camila y Aline, agradezco mucho su blog que me relaja y divierte bastante.

Ana dijo...

jajajajaja yo he presenciado este tipo de accidentes y fuera de lo chistoso (y peligroso) de la situación creo que es casi imposible matarte con este tipo de incidentes a menos que caigas en una coladera muuuyyy pero muuyyy profunda o en una rejilla del metro de esas que no se ve el fondo, pero el daño que causan me imagino que deriva en múltiples lesiones, tanto físicas como psicológicas... me imagino que a la gente que le sucede esto (perder el piso literalmente), mil cosas pasan por su cabeza... ya que si como dicen es cierto que todo pasa por algo...¿que le puede enseñar haberse caído a una coladera? mas allá de no caminar pisando coladeras o a ver por donde pisas, ¿podrá pasar por su cabeza que es un castigo divino por haberle pintado el cuerno a su mujer o cualquiera que haya sido su pecadillo y lo incite a no volverlo a hacer? o tal vez esa caída catastrófica fue la causa por la que conoció a su futuro marido o mujer que fue quien lo ayudó a salir de ella????? o simplemente le sirvió para darse cuenta de lo estúpido que es al caminar o en la vida en general o a lo mejor le sucede tan seguido que ya es algo normal y sin importancia para el o ella.

Otra cosa que me da curiosidad es si al llegar a su casa o a su trabajo con el tacón roto, la rodilla sangrando del raspón o los codos, despeinado aceptan realmente la causa de su desarreglo físico o inventan otras cosas como: me trataron de asaltar y no me deje, simplemente me tropecé, o había mucha gente en el metro y me empujaron con tal de no pasar por el ridículo de aceptar que cayó en una coladera.

Realmente nunca he ahondado en estos asuntos con alguien que se haya caído así que si conocen a alguien que le haya pasado pregúntenle!!! ya que es algo que realmente me puso a pensar y a rezar por que nunca me pase a mi...aunque no lo creo ya que yo siempre he sido muy temerosa y por lo tanto cuidadosa de estos asuntos.

Camila dijo...

Ana, yo vivo con dos personajes que frecuentmente visitan el suelo, y las coladeras. Mis papas se caen todo el tiempo y al parecer esto no les ha enseñano nada, ni a ver por donde pisan, ni a meter las manos, ni nada. He de reconocer que esta cualidad de visitar el suelo es una herencia, una malformación o una discapacidad familiar, por que todos en mic asa tendemos a caernos, asi que yo aconsejo:
1) en cuento te caes, no importa cuanto te duela, te levantas y finges que nada paso.
2) sigues caminando hasta que nadie de los que te vio caer y se rio te vea y entonces empiezas a llorar
3) cuando llegues al trabajo llora, llora, llora. Nada como un mujer llorona para desprestigiar a todas las demás y mantener el mito de "esas p.... viejas, chillan de todo"
4)Yo no le temo a las coladeras, "a mi lo que me dan miedo son los enanos" (frase recientemente escuchada en la calle, de un individuo que no sobrepasaba el 1.60)

Comentario al margen: Chismoso te has hecho acredor al número 15 de nuestro lectores asiduos. Así que, Nelson, tu que estabas en la lista de espera, te otorgo oficialmente el número "diejisei" como dicen en tu tierra natal, El Salvador.

Ana dijo...

jajajajajajajaja, pero te creo, hay gente que nació con la misión de conocer lo rasposo de todos los pisos, yo por suerte no sufro de esto, pero tengo una amiga que aunque no lo heredó simplemente aumenta potencialmente con el paso de los años, se ha caído en lugares donde nadie se ha caído y le pasan los accidentes que tienen un 1% de probabilidad de pasarle a alguien, ha caído varias veces en piernas de señoras gordas y señores, una vez se esguinzó el cuello ya que el pecero frenó y como era la única parada salió volando y su cabeza chocó contra un tubo, cabe destacar que a nadie más le pasó nada y esta es una de tantas historias.

En cuanto a la fobia de los enanos increíblemente es mas común de lo que creemos, de hecho la misma amiga que sufre constantes accidentes sufre de esto y casualmente mide como 1.50m.

¿Será casualidad o coincidencia?

Carpy dijo...

Concuerdo con chismoso... pero está equivocado, no son las Funerarias J. García López. No te dás cuenta que son las grandes acereras de México y las cementeras del país las que incentivan el robo de coladeras de acero y de concreto? (aunque es bien sabido que las últimas son frecuentemente utilizadas para el colado de techos). Señores! defendamos nuestro derecho de no estar en el hoyo!!! Malditos cerdos capitalistas

Camila dijo...

Carpy, acabas de ganar por tus comentarios a esta entrada y a la anterior el numero 17 en nustra selecta lista de lectores. Espero que los otros diejisei recuerden su número por que no recuerdo el número de todos.

Fer Doval dijo...

Camila, por fin no me siento solo en este mundo. Puse un post en mi blog criticando la nueva ley y no sabes todo el lío que me armaron. Quedé como el malo de la película y, una vez más, como el políticamente incorrecto.

Muy buen blog, felicidades!

Fernando.

Atzimba dijo...

VOTO POR VOTO, LECTOR POR LECTOR

Quiero pedir de la manera más atenta un recuento de la lista seleptiva de lectores de este nunca bien ponderado y jamás igualado blog. En el post intitulado "desvarios" anunciaron que gracias a una tal Inés y a mí ya había trece lectores. Así que quiero saber mi número exacto porque no quiero ser el lector de la mala suerte. Y como la tal Inés no ha dicho nada, me corresponde el 12 ¿no?

Camila dijo...

Bueno Atzimba te toca al 12, no hay problema. De hecho podriamos saltarnos del número 12 al 14, asi nos ahorrariamos la mala suerte y nuestra losya llegaría asi nomás,de golpe a 18 lectores dispersos por el mundo...

carpy dijo...

Entonces yo soy 17 o 18? Estoy confundido... Todo esto es un complot de los cerdos capitalistas!!!

Chismoso dijo...

Por fin concuerdo con el buen Carpy. También estoy confundido. Mi número era el 15 pero con el brinco ahora no sé.

Camila tienes que solucionar este gran problema.

PD. Por cierto Carpy, "das" se escribe sin acento.

Camila dijo...

Bueno, no todo se queda como estaba, ya vi que va a ser un gran problema. Chicos, chicas, bien amados lectores, cada uno se queda con el número asignado, y si invitan a un amigo a entrar al blog, además de su número y su credencial de socios distinguidos recibirán además y vínculo a sus respectivos blogs (menos Villi, quien ya nos aburrió por que nunca lo actualiza)

carpy dijo...

Puedo firmar como "lector 17, antes lector 16, antes lector 17"?

Se produjo un error en este gadget.

"De grande quiero ser como las trendies"

Los invitamos a unirse a nuestro club de fans internacional "De grande quiero ser como las Trendies". Búscanos en facebook y únete este selecto club de fans.