18 agosto, 2009

Levantarse Temprano


Ahora que volví a una rutina de levantarme temprano, recordé este texto de Ibargüengoitia que explica perfectamente el enojo que siento cada día que me despierto y aún es de noche y tengo la oportunidad de ver el amanecer en el camino al trabajo:


“Los efectos de levantarse tempranos son de muchas índoles, pero todos corrosivos de la personalidad. (…) Los que se levantan temprano a fuerzas constituyen un grupo social descontento, en donde se gestarían revoluciones, si sus miembros no tuvieran la tendencia a quedarse dormidos. En vez de revoluciones bostezan y sienten que el destino les hizo trampa.

Los que madrugan por gusto son peores. (…) Son por lo general gente de dinero y creen que la fortuna que tienen se las concedió Dios nomás por el gusto que le da verlos levantarse temprano. (…)

Los que inventaron que es bueno levantarse temprano son los que determinaron que los turnos de trabajo cambien rayando el sol, que los fusilamientos se lleven a cabo al amanecer, que se reparta la leche al alba, que no se permita la entrada de vehículos de carga después de las siete de la mañana, etcétera. Son los únicos responsables de que la ciudad empiece a funcionar a una hora de la que nada bueno puede esperarse.”

Jorge Ibargüengoitia, Sálvese quien Pueda, Ed. Joaquín Mortis, México 1975

9 comentarios:

Ana dijo...

Creo que peor que eso es la tendencia de que todo urge y todo era para ayer??? a quien se le ocurrió estooooo??? quién marcó este ritmo acelerado del que todos los citadinos sufrimos todo es culpa de internet!!! y de las computadoras yo desde que entré a trabajar, me he quedado más ciega, más gorda (por las largas horas de trabajo a causa de proyectos urgentes todos los días) me he vuelto más antisocial (por que no tengo tiempo ni de hablar por teléfono), con gastritis entre muchos otros males causados por la urgencia y los "bomberazos" como les llaman en mi círculo laboral, por que no podemos volver a los viejos tiempos en los que todos eramos felices????

Aline dijo...

Por qué no podemos volver al útero materno?

Camila dijo...

¿Por que no podemos encontrar un mecenas que nos mantenga, que nos permita gozar de una vida cómoda y ajena a preocupaciones mientras nos dedicamos a desarrollar nuestros escasos talentos?

En mi caso no quisiera regresar al útero materno...tendríamos problemas de sobrepoblación y hacinamiento.

Lilus dijo...

.. 2 y 50 am.
y no se como explicar la tremenda empatia con este post y el comentario de Ana.
Recien hace unos dos dias pense justo que mi utero materno es mi camita y la almohada. Y como la extraño en estos dias/noches hiperstress.

Nilbia dijo...

¿Por qué todos los comentarios tienen fecha de mayo 2, 2008? ¿estamos volviendo en el tiempo? Ibarguengoitia es como siempre, un gran sabio. Nada bueno puede venir de dejar la rica camita caliente y no debemos confiar en aquéllos que se desmañanan. Sí, sí, sí, todo protegido bajo el pesado edredón, la almohada acomodada a la medida de tu jetón cráneo y yo oliendo mi cobija... ayyyyyyy fantaseo zzzzzzz.
(este post me ayudó más que la meditación)

Adriana Degetau dijo...

ni hablar, yo no podría escribirlo mejor.

Al menos que el amanecer que ves es porque apenas estás llegando a tu casa.

ana la rana dijo...

AMARGADAS !!!!!!

Atzimba dijo...

apoyo a todas las anteriores. Hágamos un movimiento social que pugne por que las cosas vuelvan a su lugar.

Xavier dijo...

Para todo hay teorías:

http://sciencenow.sciencemag.org/cgi/content/full/2009/813/2

Yo, desafortunadamente, soy de los que ve el amanecer constantemente. Y duermo tarde también. Pagaré por todo esto con la edad...

Se produjo un error en este gadget.

"De grande quiero ser como las trendies"

Los invitamos a unirse a nuestro club de fans internacional "De grande quiero ser como las Trendies". Búscanos en facebook y únete este selecto club de fans.