21 octubre, 2009

Darwinismo neuronal

Me he dado cuenta recientemente que mi disco duro cerebral está llegando a su máxima capacidad, ya no queda espacio disponible; ya no puedo procesar nueva información, mucho menos archivarla; a veces me pasmo y tengo que reiniciar la máquina con una power nap.

Es urgente reparar el equipo. La solución más eficiente sería tener un disco duro externo para aumentar mi capacidad de almacenamiento y la velocidad de operación, pero si fuera a invertir en hardware me arreglaría mil cosas antes que la memoria. La otra opción sería borrar la mitad de los archivos. Esta opción parece más viable, pero presenta algunas complicaciones técnicas. Primero, qué información tengo que borrar: música-especialmente aquellos vestigios de los ochenta que ahora me avergüenzan como Mijares o Daniela Romo- no sé cómo llegó esa información a mi cabeza-, referencias y diálogos de Los Simpson, Friends y otras series que he visto durante años y años, información de personas que conozco pero ya no veo, recuerdos de la infancia, idiomas, todo lo que me enseñaron en la primaria…

La segunda cuestión se refiere al método para borrar la información innecesaria: ¿un fuerte golpe en la cabeza, pequeños pero repetidos golpecitos en ciertos sectores del cráneo, neurocirugía, o abuso de sustancias tóxicas?

Existe una teoría desarrolladle por un gran científico político, mi amigo Pepe, según la cual las neuronas son como una manada de búfalos. Cuando un depredador ataca, siempre atrapa a los miembros más viejos y débiles o a los más jóvenes e indefensos; así solo quedan los miembros más aptos y veloces y la manada se vuelve cada vez más rápida y eficiente. En el caso de las neuronas, mientras se ingiera más sustancias agotadoras de las neuronas, como el Jaggermaister, mataré únicamente a las más débiles, que seguramente son las mismas que contienen la información más inútil y mi cerebro se hará mucho más rápido y eficiente.

El único problema, es que en mi afán por demostrar empíricamente esta teoría estoy dejando el sueldo y el físico, pero todo sea por la ciencia.

2 comentarios:

Nilbia dijo...

No entendí casi nada de las palabras técnicas esas de la memoria, mi papá es Doctor en Computación pero eso no me sirvió nunca, y luego necesito volver a leer este post para captarlo.
Te estás volviendo más inteligentísimo viejooo, no mates neuronas, se van solas poco a poco! Ya con el PDF dejamos de citar al Canaca por ejemplo! Ahi está una prueba!

Xavier dijo...

Yo soy prueba viviente de que los golpes en la cabeza sirven para borrar memoria, lo que no sé es controlar qué recuerdos se van. Mi disco duro es ya muy simple, contiene información concreta de los últimos 5 minutos, lo demás está medio perdido y reburujado. Por ejemplo, el otro día, en Coyoacán, di como referencia el Burger Boy que estaba ahí hace como 20 años. Cuando es un chavito de 17 que te lo pregunta, se convierte en una situación chistosa. Que pena no saber lo que eran las Bronto Dobles y Dino Triples, no?

Se produjo un error en este gadget.

"De grande quiero ser como las trendies"

Los invitamos a unirse a nuestro club de fans internacional "De grande quiero ser como las Trendies". Búscanos en facebook y únete este selecto club de fans.