20 octubre, 2010

Plagas bíblicas

Si en la actualidad Dios quisiera destruir una ciudad y castigar a sus habitantes por los pecados cometidos, como se acostumbraba en las épocas bíblicas, no enviaría una plaga de langostas, ni arrasaría a los primogénitos, ni siquiera haría caer una lluvia de ranas, como solía hacer en tiempos bíblicos. Lenta, pero inexorablemente dejaría caer una plaga de franeleros en nuestras ciudades, dando inicio así a la destrucción total....

Primero tomarían nuestras calles, impidiendo el libre tránsito y sobre todo el libre estacionamiento, coartando la libertad y extorsionándonos a cambio de mantener a salvo nuestros autos, a los cuales muchas personas les tienes especial afecto, invierten en ellos, pasan un tercio de sus vidas a bordo y desarrollan un particular apego. Esto indiscutiblemente genera la furia de los conductores, furia que tienen que reprimir ante la imposibilidad de hacer algo al respecto. Después, si no cumplimos sus exigencias, simplemente "se cobran a la mala".

Hace algunos días en compañía de mi astuta hermana menor, nos arriesgamos a cruzar los límites de la seguridad, salir de los límites de mi colonia y internarnos en las salvajes profundidades de la condesa. Acompañadas por nuestro fiel lazarillo, que por razones de seguridad llamaremos “REFRI”, nos encaminamos a buscar un bar, bueno bonito y no tan caro en dicha colonia… búsqueda tan complicada como salir de casería en la selva. 

Finalmente encontramos el lugar al que llamaremos “El caballo negro”. Mi astuta hermanita quien ha forjado una gran experiencia en el arte de distraer viene vienes se arriesgo y se dio a la tarea de buscar un espacio disponible y libre de esta peste para estacionarnos.

Cuando creímos que la astucia triunfa sobre la maldad y no estacionamos en un lugar “libre” con los faros apagados y sin llamar la atención de la bestia, con movimientos sigilosos la engañamos… o al menos eso pensamos. Al llegar al caballo negro “Refri” y las hermanas festejamos nuestra hazaña… pero nos adelantamos al festejo. Cuando volvíamos al auto, repitiendo la misma estrategia, sigilosamente nos subimos sin hacer el menor ruido, y con las luces apagadas nos dimos a la fuga… pero el daño estaba hecho… al pasar frente a las bestias y regocijarnos en nuestro triunfo… las noticias llegan… las bestias bajaron las llantas… teníamos que huir de la escena… y con las llantas bajas huimos a unas cuadras adelante… 

No es que no fuéramos lo suficientemente audaces y valientes, pero Refri, cual caballero andante que es, se dio a la tarea de cambiar una de las dos llantas bajas, para así poder llegar a la estación de servicio más cercana y reinflar a las dañadas… Pero el legado de la bestia llego más lejos… y no solo había bajado las llantas… las había picado, dos veces cada una con un desarmador, dejándolas incapacitadas. Después de llenarlas a 40 libras huimos de la selva de franeleros y huacales… llegamos bien a casa, pero nos esperaba un sábado de parchar llantas.

90 pesos costo el riesgo… pero nuevas ideas llegaron a mi mente… rellenar las llantas con vinagre o pintura y quizás así dejar ciega a la bestia, amarrar un perro de pelea a la defensa, quietar las llantas antes de irme… o simplemente lanzar una campaña de odio hacia la bestia, aniquilarla y terminar con ella de una buena vez!!!

Mis ánimos estaban en los cielos… Hasta que el lunes en la mañana, en primera plana del Reforma surge esta noticia… un osado como mi hermanita fue asesinado a balazos por un franelero por intentar defender la calle…esto ocurrió en las cercanías del Congreso de la Unión y espero que al menos por eso el zoológico que trabaja allá adentro se de a la terea de liberar nuestras calles… pero si eso no funciona… no vuelvo a ir a la condesa en auto… y por supuesto no le daré un centavo más… y los exhorto a todos a unirse a la campaña contra las bestias que acaparan nuestras calles… y si son menos osados… al menos llamen a la policía en cuanto entren en su calle… una vez adentro son peor que una plaga y no podrán ser erradicados.



Aquí algunas notas sobre las fechorías de estos maleantes:


Asaltan franeleros a automovilistas


Juan Corona

La víctima no contempla denunciar el robo debido a desconfianza en la respuesta de las autoridades

Ciudad de México  (20 octubre 2010).- Afuera de las oficinas del SAT en la Delegación Iztacalco opera un grupo de franeleros que asaltó a un contribuyente.

Manuel (quien pidió omitir su apellido) acudió el viernes pasado a esas oficinas, ubicadas en Avena 630, Colonia Granjas México, y fue amagado por los cuidacoches, quienes lo obligaron a retirar dinero de un cajero en una tienda cercana.

"Salí por un documento que me faltaba, y el franelero que me recibió el carro gritó que ya me iba y comenzó a chiflar. En ese momento, llegaron dos o tres sujetos. Uno de ellos me llegó por la espalda y me llevó al Oxxo", aseguró la víctima.

"Me empezaron a pegar en la cabeza y me daban rodillazos para que pusiera mi NIP en el cajero. Después, uno de los franeleros continuó haciendo la operación. Retiró 5 mil pesos, y se fueron".

Agregó que no denunciará porque hace unos meses, cuando sufrió un robo en casa, el MP que llevaba el caso le pidió que desistiera porque hay asuntos más graves.

Ahora Manuel cree que recibirá la misma respuesta.

Además, por temor a regresar a las oficinas del SAT, perderá el saldo a favor en su declaración

Impone su ley mafia franelera

Según policías, en el negocio de los cuidacoches, quienes pueden ganar alrededor de $800 diariamente, también están implicados vecinos

Ciudad de México  (20 octubre 2010).-   Alrededor del Palacio Legislativo opera desde hace más de 10 años una mafia de franeleros que controla el estacionamiento de automóviles en la vía pública, reconocieron los propios cuidacoches, vecinos y personas que laboran en la zona.

Los franeleros cobran una cuota de 25 pesos por permitir que los ciudadanos se estacionen en calles de las Colonias 10 de Mayo y Penitenciaría, como Miguel Negrete, Encuadernadores, Ferrocarril Interoceánico o Tapicería, pero los martes y jueves --cuando hay sesión en la Cámara de Diputados y el flujo de personas aumenta-- exigen 50 pesos.

Si los conductores no quieren pagar, les advierten que la grúa se puede llevar su auto, que no se responsabilizarán por los daños que pueda sufrir el vehículo o de plano los amedrentan con agredirlos.

La mañana del lunes, Alejandro Osnaya Pichardo, un vecino que estacionó un triciclo de carga afuera de su casa en la Colonia 10 de Mayo, fue asesinado a tiros por el franelero Israel Soriano Gutiérrez, "El Manitas", de 38 años de edad, quien reclamaba ese lugar para estacionar autos.
Un franelero, quien pidió el anonimato, explicó que en la zona hay alrededor de 20 cuidacoches y que todos los días entregan una cuota de de entre 25 y 50 pesos a su líder.

Explicó que por las mañanas se encuentran con uno de los "coordinadores", quien les informa en qué calle van a laborar.

"Tengo como 2 meses en esto (...) sí me piden 25 o 50 pesos dependiendo del día. Cuando hay sesión nos piden más, porque hay un montón de carros.

"Si no queremos tener problemas, le entramos; yo prefiero dar que hacerme el valiente", dijo.

En un día común, explicaron policías asignados a la zona, un franelero puede obtener alrededor de 800 pesos, y por eso defienden agresivamente lo que consideran su espacio.

Además, señalaron que en el negocio hay vecinos implicados y sólo pueden remitirlos ante un juez cívico si alguien los acusa.

El homicidio del vecino a manos de un franelero no ahuyentó ayer a los cuidacoches y ninguno aceptó conocer a "El Manitas".

Funcionarios de la Fiscalía en Venustiano Carranza informaron que el presunto homicida tiene antecedentes penales por robo y estuvo en prisión, porque estuvo involucrado hace 2 años en un robo con violencia.


"Los antecedentes que tenemos de esta persona es que cuando no está de franelero anda robando por la zona; es vecino de la Morelos, pero desde ayer lo vieron salir con su familia, llevando unas bolsas de plástico con ropa", expresó un allegado al caso.

"La esposa de la víctima nos dijo que justo un día antes del homicidio (el domingo) le había comentado su marido que 'El Manitas' lo había amenazado que lo iba a matar".

Replican las mañas

En Coyoacán, Polanco, la Condesa o la Colonia Roma, los franeleros operan con el mismo método: usan la violencia para amedrentar a vecinos, para obligar a los conductores a darles dinero o ahuyentar a quienes les disputan su territorio.

Por no darle 30 pesos a un franelero del Centro de Coyoacán, a Javier Torres le robaron el fin de semana los espejos laterales de su auto, los emblemas y le hicieron un rayón.

Rodrigo Trinidad llegó hace 15 años a la calle Sonora, en la Condesa; ha estado más de 35 veces en el Juez Cívico por "apartar" lugares de estacionamiento para automovilistas, pero nunca ha dejado de volver a la calle, donde pide entre 15 y 25 pesos por la "estacionada". 

En la Avenida Álvaro Obregón, en la Roma, un cuidacoches explicó que la calle le pertenece al franelero más antiguo, y que los nuevos tienen que darle la mitad de sus ganancias mientras "hacen antigüedad".

Vecinos de la Condesa señalaron que son constantes los roces con los franeleros que bloquean sus entradas, pero que prefieren tenerlos como amigos para que no dañen sus autos.

"Una vez lo estacioné como a las 6:00 horas y ya en la tarde tenía un rayón como de 20 centímetros, y qué casualidad que ahí estaban los lavacoches, pero como llegaron y vieron el coche estacionado y ya no me podían cobrar, se enojaron", contó Sergio Estrada, habitante de la calle Tonalá. 

En Polanco, los cuidacoches parecen querer cobrar en proporción a la plusvalía de la zona, pues en un día, aceptaron embolsarse hasta 5 mil pesos. 

Un ex empleado de un restaurante ubicado sobre Masaryk, que pidió el anonimato, dijo que los franeleros reparten ganancias con empleados de valet parking, incluso con gerentes de locales, con tal de que a los clientes les encuentren un sitio dónde aparcar su auto. 

Pero no sólo eso. Los cuidacoches, según el ex empleado, en ocasiones avisan a ladrones sobre vehículos de víctimas potenciales.

Con información de Antonio Nieto, Juan Corona, Mariano Mangas y Arturo Sierra


Mata cuida coches a vecino

Afirman que los franeleros tenían amenazado de muerte a su víctima desde hace más de un año
Por Antonio Nieto

Ciudad de México  (19 octubre 2010).-   Un hombre que estacionó un triciclo de carga afuera de su casa en un espacio que los cuidacoches reclamaban para ellos fue asesinado ayer a tiros por un franelero cerca del Congreso de la Unión en la Venustiano Carranza.

Alejandro Osnaya Pichardo, de 42 años, salió de su domicilio, en la Colonia 10 de Mayo, cerca de las 7:45 horas. En la esquina de Miguel Negrete y Curtiduría, a una calle de la entrada del recinto legislativo, estacionó el triciclo de carga que su esposa usa como puesto de dulces.

Por esa razón, se hizo de palabras con un grupo de franeleros, de acuerdo con el testimonio de Ángel, hermano de la víctima, asentado en la averiguación previa FVCA/VCA-1/T1/2324/10-10.

Tras la discusión, un cuidacoches sacó un arma y le disparó, en el lado izquierdo del abdomen, a Osnaya Pichardo. Después huyó con sus acompañantes.

Vecinos relataron que, desde hace más de un año, los franeleros tenían amenazada a la víctima, quien a veces, para ganar algún dinero, hacía labores de franelero donde, según los cuidacoches, no le correspondía.

"Todo mundo sabe quién fue (el asesino). Se llama Israel, y le dicen 'El Manitas'. Es de los que controlan el negocio y quería todos los lugares para él", dijo un familiar de Osnaya Pichardo.


Pide PGJ denunciar a franeleros abusivos
http://www.reforma.com/libre/online07/imggc/reforma/pix.gif
Destaca Mancera que en este año han detenido a varios 'viene viene' ligados con robos y lesiones

Arturo Sierra y Ricardo Rivera

http://www.reforma.com/libre/online07/imggc/reforma/pix.gif
Ciudad de México  (20 octubre 2010).-   El Procurador del DF, Miguel Ángel Mancera, pidió a los ciudadanos denunciar los franeleros abusivos y evitar enfrentarse con ellos.

El funcionario dijo que los llamados 'viene-viene' pueden incurrir en faltas administrativas o incluso delitos, dependiendo de la actitud que tomen contra los automovilistas.

"Los ciudadanos nunca deben buscar tener un enfrentamiento con los franeleros", dijo Mancera.

"Dependiendo del comportamiento que tomen los franeleros, puede ser hasta un delito si ya hay una agresión".

El titular de la PGJDF afirmó que, en lo que va del año han detenido a varios franeleros relacionados con delitos, principalmente robos a transeúnte y lesiones.

Respecto al homicidio de un hombre a manos de un cuidacoches en las inmediaciones del Congreso de la Unión, en Venustiano Carranza, Mancera prometió que lo detendrán en los próximos días.

Se dice Delegado sin 'armas' contra franeleros

La Delegación Venustiano Carranza está limitada para actuar en contra de los franeleros debido a que existe una laguna legal para regularlos, lamentó su titular Alejandro Piña.

El funcionario señaló que en esta demarcación se han contabilizado sólo el cuatro por ciento de los acomodadores de autos que hay en la Ciudad, aunque no especificó la cifra.

Tras ser cuestionado sobre las acciones que se llevarían a cabo para regularizar a los franeleros, después de que el pasado lunes uno de ellos asesinó a un hombre en la zona de San Lázaro, Piña señaló que sólo se puede actuar si los afectados levantan una denuncia.

Dijo que falta una coordinación entre la Delegación y la Secretaría del Trabajo para intercambiar información sobre los acomodadores de autos. 

"Ésta es una falta administrativa que sólo a petición de parte podemos intervenir. Necesitamos buscar un esquema coordinado para poder regular y ordenar para tener reglas y tener identificadas a estas personas.

"Ante este amparo se dan muchas situaciones, como robo de autopartes, esto no es una cuestión que esté dentro de nuestra materia, pero si queremos buscar a las instancias con las que podamos trabajar y generar este programa y darle orden a la situación", comentó tras comparecer en la Asamblea Legislativa del DF.

7 comentarios:

Adriana Degetau dijo...

Los franeleros son la peor plaga! Peor que los limpiaparabrisas. Creo.

Xavier dijo...

Malditos!!! Yo por eso no ando por esos rumbos. Yo creí que lo que aplicaba era que llegaran de último momento a tratar de cobrar. Los que bajan las llantas y todo eso no serán más los de el valet parking?

Carpy dijo...

Malditos franeleros!!! Seguramente cuando sea el juicio final se desempeñarán como los cadeneros del averno!

Adriana Degetau dijo...

Jajajaja! Como los cadeneros. Pero si el juicio final funciona como el DF, el comentario de Carpy es muy acertado.

una mujer como cualquiera dijo...

Ahi te va mi historia...bueno en realidad es de Fer mi marido pero es lo mismo.

Cuando viviamos en Polanco, en el pasaje polanco para ser exactos la estacionada fué siempre un problema ya que no teniamos lugar de estacionamiento, el caso es que los franeleros dominaban la zona, teniamos uno de confianza que se llama don George que era muy útlil ya que le daba siempre prioridad a los vencinos y era como el "valet" del edificio pero también había otras lapas entre ellos una mujer chaparrita de lentes nefasta...El punto es que una vez que Fer se iba a estacionar en un lugar vacío afuera de nuestra casa la mujer le avienta el coche y se le cierra y le dice: no este lugar es del valet y obvio Fernando furioso le dijo no...este lugar es de quien sea, comenzaron a discutir y la platica incluyó frases de la mujer como...Yo se que usteeee es licenciado (dicese de cualquier persona con traje pero refiriendose a que es abogado, cosa que no es cierto)pero yo también tengo mis contactos y lo puedo hundir!!!...así como lo oyes!!! el punto es que fer ya muy molesto como es de suponerse estaciona su coche y ya apunto de entrar a la casa dice, no, no puede pasar esto afuera de mi casa y que le llama a la patruya... obvio ya para este entonces la mujer estaba muy ingeniosamente escondida en un estacionamiento donde claramete siempre se esconde ya que sus compañeros al ver la situación y la arpia que es no dudaron en delatarla... y para el caso la metieron al bote 1 semana hasta que su hermana fue a hablar con Fer y pedirle que la perdonara que no iba a volver a pasar y que ella le iba a pedir una disculpa obvio ni fer la perdonó ni ella pidió una disculpa pero bueno...no volvió a darnos lata ni a nosotros ni a ningún vecino.

Yo lo que propongo es que no vayan a lugares que no tengan estacionamiento, se que es complicado en esta ciudad pero yo lo hago o de perdis camino un chingo pero nunca lo dejo a un franelero o mal estacionada.

Saludos

Angel Almazan dijo...

Son una basura, esos franeleros yo por eso apoyo el topic en el twwiter y cuando tengo que pagar pues pago, no sin antes tomarle unafoto al cuidacoches, al auto y si acepta las 2 ultimas cosas por que se frikean bien gacho, le puedes pedir una identificacion para el archivo"no va a pasar nada pero yo pago un servicio y quisiera estar preparado" Nunca nadie me ha dado su ife, pero una vez me lavaron el coche sin coste extra..... Hay que hacer una marcha o hay que apartar todos los lugares enfrente de GDF conbotes, cubetas y cocas

Anónimo dijo...

yo por eso tengo cinco años de no ir a la condechi.

Conde Melesio Francesco Luis Hans Hannna hana bobesco

Se produjo un error en este gadget.

"De grande quiero ser como las trendies"

Los invitamos a unirse a nuestro club de fans internacional "De grande quiero ser como las Trendies". Búscanos en facebook y únete este selecto club de fans.