26 abril, 2007

Trabajo doméstico

Como un castigo a la desobediencia, Dios nos condenó a ganar el pan con el sudor de nuestra frente. Afortunadamente, y para evitar la fatiga, yo encontré un trabajo que puedo hacer desde mi casa. El trabajo es por si mismo pesado y aburrido, sin embargo, el hecho de realizarlo desde mi casa tiene grandes ventajas:

- Puedo despertar 2 minutos antes de mi hora de entrada.

- No tengo que arreglarme para ir a la oficina, de hecho, mi uniforme de trabajo es muy similar a mi uniforme de dormir, y del baño diario, ni hablamos.

- No tengo que guardar comida en el cajón de mi escritorio, por que tengo libre acceso al refrigerador.

- No tengo que enfrentarme a la abrumadora ciudad de México y su característico tránsito vehicular cada mañana, lo cual incide positivamente en mi humor y mis ganas de trabajar.

- Mi “oficina” cuenta con todas las facilidades imaginables para hacer del trabajo algo placentero: área de descanso, comedor, baño privado, estacionamiento, zona de visitas, hamaca, sala de conferencias, 3 líneas telefónicas, etc…

- Trabajo en un ambiente libre de burocracia.

Pero no todo es mil sobre hojuelas trabajando en casa, existen algunos inconvenientes menores:

- No puedo hablar mal de mis compañeros de oficina, ni reportarlas por que trabajan, ni quejarme de sus gustos musicales, esencialmente por que son mi mamá y mis hermanas.

- El libre acceso al refrigerador puede causar trastornos alimenticios severos.

- Tengo grandes incentivos para no trabajar, especialmente la hamaca y la televisión.

- Nadie me dice licenciada, ni me regalan cosas para ganarse mi afecto.

- Todo el día es horario de oficina.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.

"De grande quiero ser como las trendies"

Los invitamos a unirse a nuestro club de fans internacional "De grande quiero ser como las Trendies". Búscanos en facebook y únete este selecto club de fans.