13 julio, 2007

El tiempo es un tirano

Es un tirano, y su maldad y efectos perversos se dejan sentir con una fuerza cada vez mayor. Ayer por la noche salí a echar uno que otro trago con los amigos, una o cinco cervezas, nada grave. Regresé a mi casa relativamente temprano, a las 2:30 a.m., lo cual no puede considerarse una hora tardía, pues evidentemente el día apenas comienza. El problema fue despertarme unas horas más tarde para ir al trabajo. Sólo llegue 2 horas tarde, y en evidente estado de putrefacción. Una vez en el trabajo, no reaccioné hasta hora y media después y dado que los viernes salimos a las 2, tuve un tiempo estimado de productividad de 2 horas, en las cuales lo más productivo que hice fue lamentarme por haberme desvelado.

Recuerdo que hace no mucho tiempo podía empezar a fiestar desde el miércoles, regresar a casa a las 5 a.m. y presentarme en la escuela a las 9 en punto, con un nivel de aprovechamiento semejante al de cualquier otro día, es decir bajo. Ahora, todos aquellos abusos cometidos en la juventud se están revirtiendo en forma de dolores de cabeza, sed, falta de concentración, malestar estomacal y severos remordimientos.

En otros temas, quiero comunicar a nuestros 4 amables y fieles lectores que por unos días estaré fuera de México, disfrutando de unas muy merecidas vacaciones, después de 2 arduos meses de trabajo. En esta ocasión he elegido como destino las paradisiacas playas de El Salvador. La próxima semana recibirán un informe completo al respecto. Hasta entonces.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.

"De grande quiero ser como las trendies"

Los invitamos a unirse a nuestro club de fans internacional "De grande quiero ser como las Trendies". Búscanos en facebook y únete este selecto club de fans.