21 marzo, 2010

Hoy voy a cambiar

Quien ha estado cerca de mí en los últimos meses, o ha presenciado la proliferación de quejas en este blog se dará cuenta que las cosas no andan bien. Me he estado tirando al drama, he dejado que la crisis de los 30 se convierta en mi único tema de conversación y que la frustración laboral me deprima hasta el llanto y la amargura. Lo reconozco pensé que este año había empezado bien, todo parecía ir en el rumbo correcto, los astros se estaban alineando después de un año catastrófico, estaba a punto de hacer mis sueños realidad. Y de pronto baaaafff. El sueño de mi vida se convirtió en una pesadilla, mi glamouroso futuro se convirtió en algo triste y trágico. Mis sueños de viajes y riqueza se vieron frustrados, sigo pobre y atorada en el agujero de siempre. En otras palabras, no salí del maíz podrido.

Durante semanas no he podido ver el lado positivo de esto. Todos dicen que las cosas pasan por algo y que algo bueno va a salir de todo esto. Yo sinceramente no creo en esas patrañas y no veo que fregados voy a ganar con esto. Pero tome una decisión: BASTA DE DRAMA. Haga lo que haga no voy a cambiar las cosas, pero dejaré de sufrir. Empezaré disfrutar las pequeñas cosas como la hora de lunch con mis amigos, mi camino al alcoholismo, las pocas responsabilidades, las clases de inglés, la estabilidad laboral.

Además gracias a Jesús me di cuenta que debo dejar de quejarme y pensar en que siempre hay esperanza. No es que el mal de otros me consuele, pero hay cosas que al verlas te cambian la perspectiva de la vida. No me refiero ningún libro de autoayuda como “El monje que vendió su Ferrari” o nada escrito por Paulo Coelho, no me refiero a ninguna charla motivacional, ni la idea de unirme a una secta como “Pare de sufrir”. Me refiero a que aun cuando mi vida apesta, siempre hay cosas peores, siempre hay algo más triste que lo mio, como los caballitos pony y siempre es mejor asumir la tragedia con una bonita coreografía:



Esta entrada se la dedico a Bárbara y Adriana, que comparten mis penas. A Jesús por mostrarme el camino y a Gonzalo por hacerme ver el lado positivo. A Pepe y Rafa no, por que se van!!!

4 comentarios:

Nilbia dijo...

Así me gustas más mi sabrosa reinita, deberíamos poner esos pasos en el futuro, total, verguenza tampoco tenemos ya.

RBD dijo...

:(

No me odies porque me voy. Yo también ya estoy sufriendo por lo que voy a extrañar, por ejemplo, la hora del lunch contigo... buahhh!!!

Rafa, el de "Cuando los hijos se van" :S

Atzimba dijo...

Camila:

me da gusto que hoy cambies, pero en tu descargo diré que es perfectamente comprensible clavarse en la crisis de los 30 (+2), esta sociedad nos obliga a eso. Acá estoy pa' cuando quieras despepitar que casi ni se me da. Si no pregúntale a la Nilbis.

Diablo Guardián dijo...

Bueno... para alimentar tu felicidad, no podía dejar pasar ni un minuto más sin comentar... además, puedes verlo por el lado positivo... mmm... mmm... mmm... bueno, ok... pero de todos modos somos 40!!!!! Podríamos formar un grupo de autoayuda y juntarnos un día de la semana a compartir nuestras penas: "hola, soy daniel... y soy un NA01" jajajaja...

Se produjo un error en este gadget.

"De grande quiero ser como las trendies"

Los invitamos a unirse a nuestro club de fans internacional "De grande quiero ser como las Trendies". Búscanos en facebook y únete este selecto club de fans.