22 diciembre, 2010

No fue abandono, fueron las necesidades de mi encargo.

Algunos lectores pensarán que, fiel a mis costumbres, abandoné mis obligaciones y deserté de la más noble de mis causas: este blog. A los que así piensan quiero decepcionarlos, quiero decirles que no me fui, que simplemente tomé un merecido descanso de mis labores cotidianas y me embarque en una gira por varios paraísos tropicales. 


Este tour internacional por bellas playas del Caribe y el Pacífico, comenzó con una escala para disfrutar de lo mejor de la vida en compañía de mis amigos y celebrar el cumpleaños número 30 de Rafa en Costa Rica, uno de los lugares más hermosos que conozco, y en donde todos fue alegría, lujo y sofistiquez.






La siguiente escala fue Mazunte y Huatulco, donde hubo más lujos, más alegría, descontrol, excesos y más amigos. Pero también una buena cantidad de accidentes, pruebas de supervivencia, control de daños, rutas rurales, autobuses proletarios, un cementerio, la oscuridad de la noche, exorcismos, pruebas de talento y circunstancias por demás extrañas, de las cuales salí airosa (casi).




Y por si esto no fuera suficiente después siguieron dos semanas de trabajos forzados en Cancún. Trabajando de sol a sol, siendo sometida a unos regímenes extenuantes de todo incluido, oficina con vista al mar, jóvenes apuestos de todas las nacionalidades imaginables, más amigos, más excesos en los buffetes. Trabajo fecundo y creador con unos resultados insuperables.




Pero como todos bien saben, no hay bien que por mal no venga. Tras varias semanas ausente, regrese a la oficina para encontrarme con una pila inmensa de papeles que archivar, una escandalosa decoración navideña en mi cubículo (por la cual ademas de todo tuve que agradecer al encargado de semejante atropello), tristeza, desolación y mi único consuelo se encuentra en las viandas que la gente tiene a bien regalar en Navidad. Como pueden suponer, ahora estoy pagando las consecuencias, haciendo guardias de vacaciones. Así que pueden estar seguros de que si termino de archivar mis papeles, dedicaré tiempo de calidad a esta bitácora, repito, si termino...




2 comentarios:

Xavier dijo...

Ahhh, qué bien! Yo pasaré el fin de año en Mazunte, qué tal está? Qué bien te la pasas!

Matías dijo...

Que bueno! yo espero conocer algún día Huatulco! me comentaron que es una zona de playas con servicios de primer nivel.Saludos!

Matías - Hoteles Huatulco

Se produjo un error en este gadget.

"De grande quiero ser como las trendies"

Los invitamos a unirse a nuestro club de fans internacional "De grande quiero ser como las Trendies". Búscanos en facebook y únete este selecto club de fans.