04 septiembre, 2007

As seen on TV

Llevo solamente dos días en el “Ministry of Silly Walks” y una de mis primeras tareas, después de acomodar todos mis lápices por tamaño, fue salir a recorrer la zona, con el propósito de encontrar las rutas de evacuación y los establecimientos de servicios básicos. En mi recorrido encontré un concepto muy novedoso en materia de actividad física, el “Vibragym”. Este establecimiento te ofrece la magnífica oportunidad de ejercitar todos los músculos de tu cuerpo sin esfuerzo, sin sudar, sin necesidad de equipo o ropa especiales, y en tan solo 15 minutos. Maravillada ante tales promesas decidí probar una de las clases que gratuitamente se ofrecen como muestra del extraordinario sistema. El sistema consiste en montarte en una maquina vibradora que estremece cada gramo de grasa o músculo de tu cuerpo. La máquina lo hace todo, tu únicamente debes pagar la onerosa cuota mensual y ellos te garantizan que en un mes tendrás un cuerpo espectacular.

Yo me sentí vibrar, me sentí como en aquel capítulo de los Simpson en el que para medir el nivel de grasa corporal de Homero, el doctor golpea sus carnes y pretende medir el tiempo en que tardan en volver al estado de reposo; 30 minutos después indica a la enfermera “cancele todas mis citas”. Y resultó ser cierto. Iba caminando después de mi sesión de muestra, convencida de haber encontrado la actividad física idónea para mí, hasta que un gandul motorizado osó gritarme “muévalas bizcochooooooooo”. En ese momento supe que todo seguía temblándome y renuncie al Vibragym antes de empezar.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.

"De grande quiero ser como las trendies"

Los invitamos a unirse a nuestro club de fans internacional "De grande quiero ser como las Trendies". Búscanos en facebook y únete este selecto club de fans.