09 enero, 2009

En busca de mi identidad

Es viernes y no tengo ganas de trabajar, especialmente por que no hay nadie en la oficina. No es que no tenga trabajo, sólo que no tengo ganas de hacerlo, ya lo haré cuando sea inevitable. Mientras tanto decidí autoexplorarme, bueno, hacer un ejercicio de autoconocimiento; es decir, como muchas otras veces en que no quiero trabajar, divago.

Para matar el tiempo, empecé por averiguar el significado de mi nombre. Ya de ahí voy a decidir si cambio de vida, o si es suficiente con cambiar de nombre.

____________________________________________________________________

Análisis por numerología del nombre Camila


  • Nombre Femenino de origen Latín.

    La que ofrece sacrificios. La que está presente en dios.


Naturaleza Emotiva:

Naturaleza emotiva vehemente. Se manifiesta en la expresión artística, las cosas del honor y las del humor. Ama el color, las proporciones y el ánimo alegre. Le gusta sentirse complementado.

Naturaleza Expresiva:

Es consistente. Se expresa en la línea recta, la atención al detalle, la seguridad. Ama lo que afirma y confirma, la propiedad y la ley que ampara.

Talento Natural:

Es mente de pensamiento deductivo (creo que debería decir aquí pensamiento reducido). Se expresa como pensador independiente, con autoridad y lealtad, generalmente en actividades exclusivas, más dependiente de la intuición que de la razón. Recibe aumento en tareas que requieren meditación, inspiración, inmersión en las profundidades del ser y de las cosas. Ama lo complejo y lo elevado, lo que se siente y lo que se presiente.
Podría destacar en profesiones como científico, profesor,
ocultista, escritor, horticultor, inventor, abogado, actor, analista o líder religioso.

_____________________________________________________________________________________

Parece que esta claro, no me queda otra que cambiar de profesión. Dejaré de ser politóloga e internacionalista para ser ocultista; algunos piensan que tengo pinta de profesora, bueno, más bien de maestra de primaria, la horticultura no creo que se me dé; no se si pudiera ser escritora, si bien a eso me dedico, he aquí un despliegue de todo mi talento- no creo que sea suficiente. Pero si fuera líder religioso, probablemente sólo trabajaría los fines de semana, no suena tan mal.

3 comentarios:

S.S dijo...

No lo sé Cami, al niño predicador parece que le va bastante bien.

Adriana Degetau dijo...

horticultura suena interesante. ya hay muchos escritores.

Ana dijo...

yo también voto por lo de predicadora, inicias tu secta y luego haces algo asi como que todos crean que es el fin del mundo y se vistan de changos por que es nuestro origen o algo por el estilo, podría ser una buena forma de dejar tu huella en la historia.

Feliz año

Se produjo un error en este gadget.

"De grande quiero ser como las trendies"

Los invitamos a unirse a nuestro club de fans internacional "De grande quiero ser como las Trendies". Búscanos en facebook y únete este selecto club de fans.