29 mayo, 2010

Exquisito Cadáver

Si hace tiempo que no escribo es por que he sido incapaz de concretar todas las ideas que he tenido para este blog. Debe ser uno más de mis periodos de falta de numen creador o una etapa de aburrimiento supino. Pero para que mis amables lectores no se sientan abandonados, aquí va un esbozo de ideas que pudieron haber sido grandes entradas, pero que debido a mi falta de empeño quedarán como un exquisito cadáver.

1)  Tal vez ya les había hablado de este tema, pero no me acuerdo. Será que me estoy haciendo vieja y tiendo a repetir todas mis historias o será que se me están acabando las ideas. Como sea, quiero compartir con ustedes una de mis teorías más logradas: la teoría de la mala distribución de la belleza. Todos hemos visto alguna vez a algún lanchero ligándose a la gringa más guapa de la playa, o al sueco alto, flaco y pálido con la chaparrita cuerpo de uva, o al chiquito, gordo y cacarizo con una alemanota  bávara exuberante.

Lo que a simple vista podrían parecer anomalías de la naturaleza, no son sino pruebas inequívocas de la mala distribución de la belleza. Lo que a nosotros nos parece común a los foráneos les parece exótico, lo que a nosotros nos parece extraordinario, otros no lo notan por que lo tienen siempre en sus transportes públicos, tiendas o eventos sociales, o se encuentran comúnmente deambulando en sus playas y riveras. Lo que en los países nórdicos podría ser la norma, como tener lo ojos claros, en Asia te convierte en una semideidad; ser alto en Holanda  es ningún mérito, pero en México eso te convierte en un ser poco apto para  subirte a un pecero. Siendo así, dejemos de intentar mejorar nuestra apariencia con molestas dietas, dolorosos ejercicios, y horripilantes tenis que moldean la figura; dejemos de quejarnos de nuestros defectos físicos y vayamos a donde éstos sean apreciados

2) Siguiendo con el tema de la mala distribución de la belleza, en este punto trataré el tema de la mala distribución de la masa corporal. Algunas personas tienen una masa corporal distribuida uniformemente en el cuerpo. Otras en cambio tenemos una distribución sesgada hacia lo que algunos conocedores denominan jabugos. Mi mamá diría que es un mal renal...renalgones.

En ese contexto pretendo investigar un nuevo régimen alimenticio basado en el principio "la grasa vegetal neutraliza la grasa animal". Con esta dieta, si usted quiere comer un delicioso, más sin en cambio grasoso chamorro, deberá bañarlo en salsa de cacahuate para neutralizar la grasa del animal. Cualquier animal que se encuentre rellenando un aguacate pierde sus propiedades grasas.  Si en un fondue de aceite de olivo vierte cualquier tipo de carne no magra, de inmediato el aceite caliente disuelve la grasa del animal (Nota: procure no beber el aceite una vez frió, ahí está concentrada toda la grasa previamente neutralizada).

Los conmino lectores a que en caso de seguir esta dieta, me manden fotos del antes y el después.

3) El Príncipe de la Canción, en 1970 en el Festival OTI Internacional, en efecto parecía principito. Miren nomás:

Intente poner atención a la cara de Angélica María, la entonces novia de México. No quiero escandalizar a nadie, pero a juzgar por su cara, esa noche la ella fue la primera entre el público en aventar la flor... la rosa quiero decir. 

3 comentarios:

Atzimba dijo...

Ja, ja. Como siempre, buenísima la entrada. Me gusta el nuevo look del blog, btw.

SEM 08-09-10 dijo...

La mujer que tira flores del jurado, pareciera que está aventando tomates. Me confundió su relación de amor y odio con el Príncip...ito de la Canción, jajaja.

Buenísimo, Cami.

Rafa

Nilbia dijo...

Eres genialísima tú tonti!

Se produjo un error en este gadget.

"De grande quiero ser como las trendies"

Los invitamos a unirse a nuestro club de fans internacional "De grande quiero ser como las Trendies". Búscanos en facebook y únete este selecto club de fans.