30 julio, 2007

Que lejos estoy del suelo donde he nacido...


Corría el año de gracia de 2000. Dos entusiastas estudiantes universitarias, en aquel momento jóvenes, inexpertas y por demás taradas, ávidas de aventuras y llenas de curiosidad, emprendieron lo que sería su primera incursión en el continente europeo. Tras haber cometido infinidad de errores, cometido incontables estupideces, caído en innumerables trampas de turistas y caminado lo indecible, llegaron a París, la Ciudad Luz, cuna del romance, de la moda, ciudad cúspide de la cultura occidental. Impactadas por la belleza de la ciudad estas don jovenzuelas decidieron caer en otra trampa de turistas y subir al punto más alto de la Torre Eiffel. Contemplar la ciudad durante el atardecer representaba la culminación de algunos de sus más guajiros sueños. Absortas en la contemplación de París, Aline y Camila no pudieron evitar reconocer a un folclórico compatriota quien lucía orgulloso su mexicaneidad mediante el uso de un gran sombrero, un abundante bigote y unas botas de piel de víbora. Otra característica típicamente mexicana de aquel sujeto era su costumbre de llamar sonoramente "vieja" a su esposa y hablarle con toda la autoridad que le confiere su estado de macho conocedor, culto, educado y hombre de mundo:

  • "Oiga vieja, a poco no, mírelo bien. A poco no, guardando sus debidas proporciones, París se parece a Guanajuato".

3 comentarios:

Aline dijo...

Camis, olvidaste comentar el hecho de que este personaje procedió a aclarar: "... y esta torre Eiffel es igual que el Pípila al que te subes y ves toda la ciudad."

Anónimo dijo...

jajajajajajajajajajajajajajajaja
jajajajajajajajajajajajajajajaja
jajaja

Roberto Remes Tello de Meneses dijo...

Hola Camila. Me gusta tu blog. Tu comentario sobre los paisas en París es muy bueno ... y me recuerda los símiles que hemos establecido mi hermana y yo para algunas ciudades: Barcelona es como la colonia Roma pero con playa, Venecia se parece a los ocho barrios de Iztapalapa pero con agua, un poco menos grafiti y un toque romántico (eso sí, San Marcos no se parece a la Cuevita), y una serie de símiles que ya no recuerdo.

Se produjo un error en este gadget.

"De grande quiero ser como las trendies"

Los invitamos a unirse a nuestro club de fans internacional "De grande quiero ser como las Trendies". Búscanos en facebook y únete este selecto club de fans.