08 febrero, 2008

Viernes de Productos o Pregúntale a la Tía Aline

Este post inagura una nueva sección destinada a compartir con nuestros 8 (Camilas los contó) amables lectores mis múltiples experiencias en el uso, y abuso, de productos destinados al grooming personal.

Como visitantes asiduos a este blog se estarán preguntando: ¿de qué forma está Aline formalmente capacitada para aleccionarnos sobre el uso y consumo de productos? La respuesta, lector, lectora queridos es: de
ninguna, sin embargo, nunca he dejado que mi ignorancia me detenga. Dicho sea de paso, si bien no tengo ningún entrenamiento formal que me haga competente en el tema, si recuerdo aún vividamente aquel verano de la infancia en el que mis siempre previsores padres me mandaron a tomar el curso: "el buen consumidor", en el que, además de obtener diversos ejemplares gratuitos de "la revista del consumidor", aprendí lecciones valiosas sobre los bienes de consumo, las manualidades y la publicidad engañosa. Un ejemplo de estas valiosas enseñanzas es mi capacidad para realizar pinturas acuarelas a base de polvitos de Kool-Aid.

Otro motivo para esta sección que, si bien tampo
co me capacita, me da alas, es el hecho de que el año antepasado participé como jurado VIP en el proceso de selección de los productos ganadores de los premios de belleza Elle. Como parte de los beneficios de formar parte de este jurado recibí 4 bolsas gigantescas rebosantes de productos de belleza, valorados en más de 10 mil dólares. Esta dotación consistía, básicamente, en 13 o 14 productos de cada categoría, limpiadores, cremas para la cara, bloqueadores solares, perfumes, maquillajes, etc.

Finalmente, me parece importante aclar
ar que, es mi sentir, que tanto hombres como mujeres pueden beneficiarse de esta nueva sección, basta ya de ese mito del hombre mugroso y sexoso, chicos, los puntos negros nunca inspirarán bajas pasiones.

Para esta primera entrega discutiré el primer p
aso universal de un sano ritual de belleza, la base de una piel sana que puede lucir increíble con mínimo maquillaje, esto es, el limpiador facial.

Tengo que reconocer que la razón decisiva que me impulsó a crear esta sección es el engaño publicitario del que fui víctima recientemente.
Me encontraba vacacionando en la ciudad de Veracruz cuando recapacité sobre el hecho, necesito un nuevo limpiador facial y, dado que tal epifanía ocurrió en un Chedrahui, decidí adquirir el limpiador facial en gel de Eucerin:
A primera vista la cosa prometía, no era excesivamente caro y se promocionaba como una marca especializada en pieles sensibles y con productos hipoalergénicos. A todo esto sólo puedo decir: pfffffffffffffff. Como poseedora de una piel sensible que requiere productos hipoalergénicos el uso de este producto sólo puso mi piel irritable, roja después haber sido lavada con él y, además, tenía la sensación de que realmente no limpiaba a profundidad, por lo que tenía que recurrir a productos de exfoliación periódicamente para complementarlo.

Ahora bien, en el polo radicalmente opuesto tenemos a "P
urity made simple", de la línea de cuidado de la piel de la marca Philosophy.


Este fantabuloso y supersensacional limpiador ocupa ahora un lugar especial en mi corazón, no sólo reparó mi piel de las inclemencias sufridas por el limpiador de Eucerin, también se hizo cargo de algunos detalles extras como puntos negros. Su uso no tiene mayores complicaciones, sólo lavas tu cara por la mañana y por la noche y listo, piel sana y brillante que no necesita todo tipo de correctores y bases de maquillaje. Otra gran ventaja fue que funcionó a pesar del inclemente clima tropical en el que vivo, más propenso a atacar tu piel con su calor, humedad y cocodrilos.

Algunos otros productos que he usado y que han funcionado, aunque no con el éxito total de Philosophy son:
  • Las toallitas limpiadoras faciales de Olay. En realidad sólo recomiendo este producto si tienes la piel grasa y mucha dedicación. La limpieza es muy intensa por lo que su uso constante podría resecar tu piel o quizas hacer que produzca más grasa para compensar. La presentación en toallita que tienes que humedecer con dos caras, una suave y una de exfoliación quizás no es lo más ecológicamente responsable y además da un poco de pereza si llegas a tu casa el sábado a las 4 de la mañana, en estado cuestionable y tras haber vandalizado el espectacular del niño verde frente a tu departamento.
  • El limpiador pureza termal de Vichy. Si bien no hace maravillas, cumple con su trabajo y no agrede a tu piel sensible.
  • El jabón facial de Clinique. Tiene la ventaja de que puedes escoger la intensidad que necesitas, es práctico y fácil de usar. Hay la versión para hombre que seguramente es lo mismo que la de niñas pero así por lo menos no temen la disminución de su masculinidad.
  • Finalmente, y este fue el producto al que recurrí durante años, el típico jabón orgánico natural, artesanal bla bla bla. Cuando está bien hecho y los ingredientes son de calidad estos jaboncitos que compras en tiendas orgánicas realmente son uno de los mejores limpiadores faciales, además de ser de los más económicos. Recomiendo sobre todo las recetas de avena con miel, yogurt y lavanda. Generalmente las tiendas que venden estos productos cuentan con una molesta señorita que te "asesora" sobre que jabón es el mejor para tu tipo de piel, estas mujeres son como las notas al pie de los libros, generalmente pierdes el tiempo pero hay raras ocasiones en las que hacen toda la diferencia.


6 comentarios:

Joyrider dijo...

Este post es muy importante. Muchas personas se ponen cualquier cosa en la cara que acaba por arruinar todo. Por ahorrarse unos pesos la cosa puede quedar peor.

Yo no suelo usar este tipo de productos, pero aun así tomo nota de los tips, en dado caso de que me anime.


Saludos.

Aline dijo...

Estimado Joyrider,

Gracias por tu comentario y muchas felicidades por tener la buena actitud.

Aline

Camila dijo...

Tengo que admitir, que gracias a la tía Aline me dí cuenta de la importancia de usar productos, ya no digamos de belleza, pero de limpieza. Solia ser de esas personas que se lavan la cara con el mismo jabon que el cuerpo, que a su vez es el mismo jabón que los trastes. GRacias a Aline cambio mi visión del mundo, pero no la textura de mi piel; y he de decir que todo cambio desde que, despues de casi un año de no ver a Aline, cuando la vi,de lo primero que me dijo fue: tienes que empezar a usar crema para el contorno de los ojos por que tienes bolsas. NO voy a usar esa crema, pero voy a usar lentes, eso tambien tapa, y todo lo que tapa ayuda...

Aline dijo...

Querida Camila, no espero un cambio radical de jabón zote a creme de la mer, pero podrías empezar por los remedios caseros, tales como la periódica aplicación de rebanadas de pepino y/o bolsitas de té de manzanilla para mejorar la situación.

Camila dijo...

Tengo una solución tanto más efectiva. Mis nuevos lentes, tienen un armazón que tiene una nariz y un bigote pegados, de esta forma, no sólo cubro las bolsas de los ojos, sino los puntos negros de la nariz y mi escazo bigote con uno bien tupido.

Anónimo dijo...

Quería Tía Aline,

creo que sería muy valioso para sus lectores que nos de consejos a quienes tenemos no piel sensible sino mixta. Quiero saber, además, en su amplia experiencia en productos faciales, qué productos han sido efectivos para eliminar los puntos negrosssssss. Auxilio, quiero deshacerme de mis puntos negros y, de ser posible, también recomiéndeme algo que disminuya el tamaño de mis poros.


La quiero.

Se produjo un error en este gadget.

"De grande quiero ser como las trendies"

Los invitamos a unirse a nuestro club de fans internacional "De grande quiero ser como las Trendies". Búscanos en facebook y únete este selecto club de fans.